jueves, 31 de agosto de 2017

Descubre Edimburgo caminando por la Royal Mile

Princes Street Gardens. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Casas de la Royal Mile vistas desde Princes Street Gardens
Gracias a la simpatía que despiertan las tradiciones de Escocia y un centro histórico que, sin llegar a ser espectacular, es resultón, Edingurgh (Dùn Èideann) se ha convertido en un popular destino turístico con poco esfuerzo y sin caer en excesos. Vivió su expansión urbanística en los dos siglos anteriores y pocas cosas son lo que aparentan pues varias construcciones son obras neogóticas y las partes más antiguas pasan desapercibidas.

Además, junto con la cercana Glasgow, es el punto de partida de las rutas por las Highlands, los castillos y palacios escoceses (Stirling, Dunnottar, Eilean Donan…), los de la costa inglesa (Lindisfarne, Bamburgh, Alnwick, Warkworth…), el muro de Adriano (siglo I) y los lagos del país, de los que el loch Ness ni siquiera es de los más bonitos. Con tiempo y paciencia, es posible llegar a muchos de esos lugares utilizando el transporte público o prolongar nuestro viaje en dirección al sur, al área de York, Manchester y Liverpool.

Castle Rock. Edinburgh castle. Castillo. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
El castillo de Edimburgo desde Princes Street Gardens


Edinburgh castle. Castle Rock. Castillo. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
El castillo visto desde el National Museum of Scotland
¿Qué ver?: La Royal Mile, con una milla escocesa de longitud y diferentes denominaciones en el tramo superior, medio e inferior, une el castillo de Edimburgo con el Holyrood Palace. En sus proximidades se hallan los principales monumentos y nos servirá de punto de referencia durante nuestra visita que empezaremos ante la Castle Rock, coronada por la fortaleza de Edimburgo, para obtener la mejor panorámica recorriendo su perímetro por los jardines de Princes Street, King’s Stables Road, y Johnston Terrace.



Edinburgh castle. Castillo. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Prisión del castillo de Edimburgo
Edinburgh castle. Castillo. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Recinto interior del castillo de Edimburgo
Al recinto se accede por la Esplanade y no lo considero una visita imprescindible, pues el palacio real (siglo XV e interior del XVII, exposición de la Stone of Scone y joyas de la corona) no es relevante, el Great Hall (XVI) fue restaurado con escaso rigor, la Margaret's Chapel (XII) son cuatro paredes y en los sótanos, tal vez lo más curioso, se ha recreado la prisión de guerra a la que se destinaron en el pasado. El resto está ocupado por cuarteles reconvertidos en museo militar y el Scottish National War Memorial (XX) dedicado a los soldados muertos en batalla.

The Hub. Tolbooth Highland st. John's. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
The Hub


En nuestro descenso nos detendremos un momento ante el edificio neogótico de The Hub (siglo XIX, antes iglesia de Tolbooth Highland st. John's), que sirve de sede del famoso festival internacional, y aprovecharemos para asomarnos a las iglesias de st. Columba’s (XIX) o reponer fuerzas en Grassmarket.


Close. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
White Horse. Close. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
White Horse
A partir de aquí, la Royal Mile cuenta con una arquitectura bastante uniforme (fundamentalmente de los siglos XIX y XX) y tiene la particularidad que los pasajes se abren en closes, a medio camino de plazoleta y patio de vecinos. Algunos tienen cierto encanto y se trata de ir asomándose para ver que hay. Los de esta zona son los más frecuentados por los turistas, sobre todo el conjunto que queda detrás de las viviendas del Townhouse Gladstone's Land (XVI-XVII), aunque también los hay en el trecho final (White Horse, Bakehouse…)

Greyfriars Kirkyard. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Cementerio
Greyfriars Kirkyard
Royal Museum. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Galería del Royal Museum
Aprovechando el cruce con George IV Bridge, podemos dirigirnos al cementerio de Greyfriars Kirkyard, el Royal Museum (siglo XIX, colecciones de ciencias naturales, tecnología…), cuyo deslucido exterior esconde una bonita galería de hierro y vidrio, el moderno National Museum of Scotland (XX, arqueología e historia del país), con buenas piezas y fantásticas vistas desde su terraza, y el Old College de la Universidad (XVIII-XIX).





High Kirk of Edinburgh. Saint Giles. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Iglesia
Exterior de la High Kirk
High Kirk of Edinburgh. Saint Giles. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Iglesia
Nave de la High Kirk











Thistle Chapel. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Capilla. Thistle
Techo de la capilla Thistle









Casi a la mitad de la Royal Mile encontramos la High Kirk of Edinburgh (o de saint Giles, siglo XIV) también llamada catedral, aunque no lo es. El interior es austero y desprovisto de imágenes, como corresponde al culto presbiteriano al que está dedicada, y el añadido de la curiosa Thistle Chapel de inspiración medieval (XX).

John Knox House. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
John Knox House

En la otra acera, The Real Mary King’s Close nos aproxima a la vida cotidiana en las infraviviendas (XVI-XVII) sepultadas bajo los nuevos inmuebles y podemos ir a la Wellhead at John Knox House (XVI, museo sobre el protestantismo), una de las pocas casas tradicionales que han perdurado hasta nuestros días.






Old Moray House. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Old Moray House
Canongate Tolbooth. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Canongate Tolbooth





















Seguimos nuestro paseo ante la mansión Old Moray House (siglo XVII, dependencias de la Universidad), los juzgados y prisión de Canongate Tolbooth (XVI, reformado en el XIX, alberga el The People's Story), el contiguo Canongate Kirk (iglesia y cementerio del XVII) y el Scottish Parliament (XXI).

Holyrood Palace. Holyrood. Royal Mile. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Palacio
Palacio de Holyrood
Y llegamos ante el Holyrood Palace (u Holyroodhouse) que comprende las ruinas de una abadía (siglo XII), el palacio (XVII, decoración barroca) y, en lo que fuera un coto de caza, un magnífico parque urbano a los pies de una mole de roca, con el Arthur's Seat como punto más alto. Como colofón de la ruta, subimos por el sendero que se adentra en la caldera volcánica, ascendiendo suavemente por la pendiente, y dejamos la pronunciada pista de la Radical Road, al pie de las paredes de Salisbury Crags, para descender tranquilamente y admirar, desde las alturas, el Holyrood Palace, el Parlamento y, al fondo, el castillo.

Arthur's Seat. Holyrood park. Holyrood. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
El Arthur's Seat en el parque de Holyrood



Sólo para entusiastas: Al otro lado de Princes Street Gardens se extiende la ampliación urbana del New Town, con residencias de arquitectura georgiana o neoclásica de los siglos XVIII y XIX y palacetes como la Bute House.

St. Marys. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Catedral de st. Marys
Scott Monument. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Scott Monument
Calton Hill. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
Calton Hill

La Scottish National Gallery (pintura y escultura hasta el impresionismo) ocupa una posición central en los jardines, muy cerca del Scott Monument (XIX). Desde allí se puede ir a la colina de Calton Hill, donde se erigen el observatorio astronómico y varios monumentos conmemorativos, o dirigirnos hacia Haymarket para acercarnos a las iglesias de saint John’s y Parish of st. Cuthbert (XIX, en la esquina con Lothian Road), la catedral de st. Marys (XIX)...


Rosslyn Chapel. Roslin. Midlothian. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Capilla
Rosslyn Chapel
Craigmillar Castle. Craigmillar. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Castillo
El castillo de Craigmillar


















Rosslyn Chapel. Rosslyn. Roslin. Midlothian. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Capilla
Interior de Rosslyn
A las afueras, pero con un acceso fácil en autobús público, podernos hacer dos escapadas al castillo medieval de Craigmillar (siglos XIV-XVI, en aceptable estado de conservación) y la original Rosslyn Chapel (siglo XV, gótica con influencias del renacimiento) en la localidad de Roslin (Midlothian).

Yacht. Britannia. Leith. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse
El yate Britannia
Totalmente prescindible: El puerto y el barrio de Leith intentan convertirse en el polo de nuevas ofertas para el visitante, pero creo que, de momento, sólo la zona de The Shore está en el buen camino, mientras que el yate Britannia es una atracción para los británicos.

Bobby. Greyfriars Kirkyard. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. Cementerio
Escultura de Bobby
Bobby. Greyfriars Kirkyard. Edimburgo. Edinburgh. Dùn Èideann. Édimbourg. Escocia. Scotland. Alba. Écosse. CementerioLo más friki y/o kitsch: Si alguien pensaba que dedicaría este apartado al kilt, ha errado pues, al fin y al cabo, ir con saya fue lo habitual en Europa hasta hace menos de doscientos años y, quien tenía dinero, llevaba calzas o, sino, iba a pierna.

Me ha parecido más entrañable la historia del perro Bobby que veló a su amo durante años en el cementerio de Greyfriars, donde tienen una escultura, una lápida y la gente deja palos de madera.

martes, 25 de julio de 2017

De paso por el litoral murciano

En cualquier viaje, es tan importante elegir el destino como decidir en qué momento detenerse. Y como habíamos dejado atrás el sur de la Comunidad Valenciana, aún lejos de nuestro destino en Andalucía, aprovechamos esa excusa para hacer altos en varios puntos de la costa de Murcia.

Las salinas de San Pedro del Pinatar, lindando con Alicante, también sirven de espacio de anidación a las aves migratorias en la gran laguna litoral que ayuda a cercar junto con la Manga del Mar Menor, esa estrecha franja de tierra destrozada por un sinfín de torres de apartamentos y alojamientos turísticos.

Una montaña separa a La Unión del mar y, dedicada en el pasado a la minería, ha sabido reconvertir una explotación en un centro de interpretación y visitar las galerías.

Cartagena. Murcia. Castillo. Castle. Château. Fortificación
Fuerte en lo alto de una colina
Los cartagineses reconocieron las cualidades de Cartagena como puerto natural, hicieron de ella su base y, hasta nuestros días, esa característica han jugado un papel fundamental, tal y como podremos constatar durante nuestra estancia. Situándonos en los muelles, rápidamente localizamos la rada militar, el Museo Naval (siglo XVIII, fue un cuartel de marinería), baterías dispersas por las montañas que rodean la bahía y el fuerte de Navidad (XVII-XVIII, exposición sobre el conjunto defensivo). El paseo paralelo a las murallas marítimas lleva al Museo Nacional de Arqueología Subacuática (hallazgos desde la época fenicia hasta el siglo XX) y, atravesando el túnel de la calle Gisbert, se llega al antiguo Hospital Militar y el cuartel de Antigones (XVIII, dependencias de la Universidad Politécnica de Cartagena).

Cerro del Molinete. Cartagena. Murcia.
Cerro del Molinete

Muralla púnica. Muralla cartaginesa. Cartagena. Qart Hadasht. Murcia
Tramo de muralla cartaginesa
Castillo de la Concepción. Cartagena. Murcia. Castillo. Castle. Château
Castillo de la Concepción
En la acera de enfrente, un ascensor salva el desnivel hasta el castillo de la Concepción (siglo XIII, museo de historia de la Ciudad) y sirve de mirador para ver las estructuras supervivientes de la muralla de tierra: el cerro de los moros, collado de Despeñaperros, cerro san José, Monte Sacro o el cerro del Molinete, todas ellas en precario estado de conservación. A los pies del cerro de san José, junto al rectorado de la Universidad, perviven unos metros de la muralla púnica (III a.n.e.).

Iglesia de santa María la Mayor. Cartagena. Murcia
Iglesia de santa María la Mayor
Teatro romano. Cartagena. Carthago Nova. Murcia
Teatro romano de Cartagena












Para rematar la jornada, descendemos del castillo de la Concepción y nos asomamos el teatro romano (siglo I a.n.e.) y las ruinas de la iglesia de santa María la Mayor (XIII y XIX). La puerta de acceso está en la plaza del Ayuntamiento y, el interesante edificio de Rafael Moneo que acoge el museo, salva el desnivel que existe hasta el anfiteatro. Encontramos otras muestras de la antigüedad en el denominado Barrio del Foro (termas), el Auguteum (templo), los frescos de la Casa de la Fortuna o la necrópolis del Museo Arqueológico Municipal.

Recuperamos el Palacio consistorial como punto de referencia para recorrer la calle Mayor, pasando ante las fachadas del Casino, los palacios de Molina y del Almirante Escaño, las casas Llagostera, Cervantes, Serrat… de los siglos XVIII al XX.

Nos despedimos de Cartagena y, por una tranquila carretera secundaria, llegamos a una bifurcación que conduce al cabo Tiñoso, lugar de asentamiento de fortificaciones costeras, y el camino en dirección a los pueblos y playas de La Azohía e Isla plana.

Playa. Mazarrón. Murcia
Playa de Mazarrón

Mazarrón. Bolnuevo. Murcia
Desde el último llegamos a Mazarrón, dividido entre el núcleo antiguo del interior, donde destacan la iglesia de san Andrés (siglos XVI y XVIII, artesonado de madera) y el Ayuntamiento, y el de la costa que se extiende hasta Bolnuevo. Al final de esta magnífica playa se halla un pequeño capricho resultado de la erosión geológica de las gredas arcillosas.

Mazarrón. Bolnuevo. Murcia
Gredas de Bolnuevo
Mazarrón. Bolnuevo. MurciaMazarrón. Bolnuevo. Murcia


Nos sorprendió, gratamente, que este tramo del litoral estuviera relativamente urbanizado y predominasen las construcciones bajas, cuando la norma ha sido caer en la sobreexplotación y masificación turística del Mediterráneo. Incluso más allá de Cabo Cope-Puntas de Calnegre predomina un paisaje agrario y se ven más invernaderos que casas. En el pasado existieron asentamientos romanos y árabes en Águilas pero la fundación de la localidad y su castillo de san Juan son relativamente recientes (siglo XVIII). También, desde allí hasta Calarreona, veremos playas, casi vírgenes, como las de las Cuatro Calas, fronterizas con Andalucía y la provincia de Almería.